En educación también, Spain is different

Hay por ahí quien dijo que el nacionalismo es una enfermedad que se cura viajando. No puedo estar más de acuerdo con esa frase. Cuando se sale por ahí se aprenden dos cosas: a valorar las cosas buenas que tienes en casa y a valorar las cosas buenas que tienen los demás. En mi última reunión con desarrolladores y usuarios de Debian en educación pude hablar con gente de más de doce paises distintos, desde Brasil a China, pasando por Estados Unidos y un buen puñado de países europeos. Y habiendo estado líado a finales de curso pasado y parte del verano con el tema de la implantación de los portátiles en los institutos extremeños, aproveché la ocasión para indagar qué se está haciendo por ahí.

Pude constatar que la tendencia universal es dotar a los alumnos con los portátiles tipo subnotebook, de menos de 1 Kg de peso y menos de 500 dólares de precio. En años anteriores se usaron en algunos sitios portátiles estándar, pero desde hace aproximadamente un año, a nadie se le ocurre entregar a un niño o adolescente un portátil de más de 500 dólares de valor. Hay múltiples razones, desde la seguridad del niño antes posibles robos cuando va por la calle, pasando por lo cómodos que son estos cacharros o que puedes comprar dos o tres por el precio de un portátil estándar. Proyectos comenzados en Estados Unidos, Noruega, Alemania, etc. TODOS usan esos portátiles. Triunfan sobre todo dos modelos: el EeePC de Asus y el Acer Aspire One. Este último parece ser que tiene un éxito tremendo entre “las” adolescentes por su excelente diseño y colores.

Luego, vuelvo la vista a casa y me encuentro que en Castilla-La Mancha este verano han comprado portátiles para los profesores que pesan ¡3 kg, fuente de alimentación aparte! y que son un modelo igual al que usan en Andalucía. Que en Aragón entregan en los colegios Tablets PC que valen un ojo de la cara y que tienen que aconsejar a los equipos directivos de los centros, en las ciudades grandes, que los niños no se los lleven a casa porque les asaltaban los chorizos a la puerta del colegio. Y ya en casa, en Extremadura, se han comprado unos portátiles que valen, segun el Director General de Política educativa, unos 700 euros y <a href="http://www.hoy.es/20081029/regional/instituto-placentino-inaugura-espana-20081029 singulair 10mg.html” onclick=”_gaq.push([‘_trackEvent’, ‘outbound-article’, ‘http://www.hoy.es/20081029/regional/instituto-placentino-inaugura-espana-20081029.html’, ‘se van a comprar más del mismo estilo ahora’]);” target=”_blank”>se van a comprar más del mismo estilo ahora.

Así que sí, definitivamente, Spain is different. Compramos portátiles caros y/o pesados, mientras que otros países, ya sean ricos o pobres, compran portátiles pequeños, ligeros y baratos. ¿En qué estarán pensando estos guiris?.

Acabo con una anécdota: hace unos días me encontré en Mérida (Extremadura) con un profesor que ya pasó hace tiempo los 50 años y que estaba encantado y felicísimo con un portátil que la editorial Santillana había regalado a los  profesores del departamento. Contaba que el portátil en cuestión era una maravilla y era un … Acer Aspire One de 9,5 “.

Etiquetado con: ,
4 Comentarios en “En educación también, Spain is different
  1. Mario Nisa dice:

    No salgo de mi asombro, recuerdo el típico proverbio español que dice: “burro grande, ande o no ande”. Está claro que es más bonito hacerse una foto con un portátil de 3 kg o con un Tablet PC que no con uno de 7” con 900 gramos de peso… Claro está, que para navegar, poner presentaciones y editar texto se necesita un gran “pepino”.

    Estamos a la carrera, 20 y 22 millones de € en portátiles y Extremadura no se puede quedar atrás en la puja!!
    Nada de portátiles de 300 € ya que hay que invertir en tecnología para la educación.

    Es posible que mucha gente vea un portátil de 7” como un juguete en lugar de un pc y no queremos hacer el ridículo…”Ahorrar en Software para invertir en Hardware que es lo que a simple vista se aprecia y lo que nos entra por el ojo”. Increíble pero cierto a estas alturas…

    Yo voto por el Dell Inspiron Mini 9:

    http://www1.euro.dell.com/content/products/productdetails.aspx/laptop-inspiron-9?c=es&cs=esdhs1&l=es&s=dhs

    También me pregunto que ha pasado con los sobremesa IBM que se compraron hace 5 años más o menos…está claro que los tiempos cambian pero el pc de aquellas características sigue siendo útil hoy en día para los institutos.

    Un saludo.

  2. Desde_la_profunda_Andalucía dice:

    Querido amigo, Es parte de la idiosincrasia patria: caballo grande ande o no ande.
    Estas cosas ocurren en Andalucía al menos por la clásica parcelación de la Administración: no te metas en mi terreno que te corto las alas. Eso demuestra claramente la falta de una visión global, de objetivos y de liderazgo de muchas de las iniciativas regionales.
    Si además añadimos el tradicional mamoneo de la corrupción, de la cual por desgracia, tengo referencia muy cercanas y fiables, vemos que si, Spain is Different

  3. Daniel Santos dice:

    Casualmente este fin de semana he tenido en mis manos un Acer Aspire One. Mi cuñada quería comprar un portátil y, un poco de koña, le dije que se comprara este (ella es bajita y le dije que era un portátil acorde a su tamaño 🙂 ).

    Le puse todas las pegas que se me ocurrieron: es pequeño, te va a valer sólo para Internet y para Textos, etc. Sin embago, realmente, es lo que estaba buscando.

    Le he cambiado el sistema que le venía por un Ubuntu y, la verdad, es que me ha soprendido gratamente. Trabajo como informático en un instituto y estoy de acuerdo contigo, José Luis: ¿Pa qué más?

    Tiene todo lo que necesitan los chavales y, conectado como cliente terminal, toda la potencia del servidor. Y por sólo 269€ (y seguro que seguirán bajando de precio).

    Por 700€ que cuestan los otros te compras casi 3 como estos.

    En fin..

  4. Y yo que he sido cargo directivo, te aseguro que preferiría 2 ordenadores de 300 a uno de 700, ya que, como alumnos desmotivados con ganas de estropear cosas los hay (4 o 5 por clase), prefiero contar con una reserva para solucionar los desperfectos (independientemente de las medidas disciplinarias que aplicaran a estos alumnos). Si no, ocurre como ahora, que un alumno estropea dos taclados y tres ratones y ha fastidiado el proceso de aprendizaje de 5 mesas= 10 personas.